Saltear al contenido principal

Carta a Gonzalo

Darte la oportunidad de vivir es la mejor decisión que hemos tomado jamás.

Querido Gonzalo,

Que alegría es apostar por la vida y tenerte ya aquí con nosotros.

Recuerdo perfectamente cuando en la eco de los 3 meses nos dieron la noticia que nos congeló el corazón. «Vuestro hijo tiene un arco aórtico del corazón que parece que no está formado como debería»; y la preocupación más grande fue cuando en la siguiente semana ya nos ofrecieron abortar diciéndonos que podía nacer con Síndrome de DiGeorge o incluso con retraso mental. «¿Qué debemos hacer? ¿Qué solución tomamos?» —nos preguntábamos todo el rato. 

Fueron muchas las dudas y muchos los miedos que se nos venían a la cabeza y más aún cuando seguían ofreciéndote abortar. Teníamos dos opciones, pero… ¿cuál era la mejor? ¿Íbamos a abortar y terminar con tu vida? ¿Podríamos ser tan egoístas de huir del «sufrimiento» terminando con tu vida? ¿Acaso era lícito o teníamos la autoridad de valorar si debías vivir o no? 

¡Claro que no! De ninguna manera podíamos poner la muerte como solución. ¿Acaso tenías menos dignidad como persona por poder nacer con un síndrome o con retraso? Por fin has nacido ya y podemos cogerte en brazos. Darte la oportunidad de vivir es la mejor decisión que hemos tomado jamás. Qué felicidad es mirarte y ver que todo lo malo que te podía pasar se ha quedado solo en probabilidades y que estás completamente sano. 

Te queremos. Te amamos.

Atentamente,

Tus queridos padres.

Álex y Laura

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba