Saltear al contenido principal
La Corte Suprema De Estados Unidos Avala La Ley De Kentucky Que Exige Que Las Madres Oigan El Latido Del Corazón Del Bebé Antes De Abortar

La Corte Suprema de Estados Unidos avala la ley de Kentucky que exige que las madres oigan el latido del corazón del bebé antes de abortar

La información transmitida por una imagen de ultrasonido, su descripción y el latido audible del corazón fetal le da al paciente un mayor conocimiento de la vida no nacida dentro de ella

John K. Bush., juez de circuito

La Corte Suprema de los Estados Unidos rechazó este lunes 9 de diciembre un pedido de impugnación contra una ley del estado de Kentucky que exige que las madres que desean abortar, escuchen los latidos del corazón del hijo que está en su vientre a través del ultrasonido, informa Aciprensa.

La ley de Kentucky ‘The Ultrasound Informed Consent Act‘ (Ley de consentimiento informado por ultrasonido) requiere que los médicos que practiquen abortos exhiban y expliquen imágenes por ultrasonidos del feto a las madres que pretenden abortar. Además se requiere reproducir el sonido producido por el latido del corazón del bebé.

El gobernador Matt Bevin firmó el proyecto de ley.

Según la legislación, la madre tendría la opción de negarse a mirar la imagen de ultrasonido y solicitar que se silenciara el audio del latido del corazón del bebé.

En abril se aprobó la ley, una decisión que luego fue apelada ante la Corte Suprema. La Corte Suprema se negó a una revisión el 9 de diciembre y dejó sin cambios la decisión del Sexto Circuito.

La ley de Kentucky fue apoyada por los obispos católicos del estado que elogiaron su intención de “garantizar que las mujeres tengan acceso a información imparcial y médicamente sólida sobre los procedimientos de aborto y el feto en el útero antes de tomar una decisión irreversible de abortar”.

Según el Instituto Guttmacher, de tendencia proabortista, tres estados requieren que los médicos muestren y describan los ultrasonidos a la madre que busca un aborto; y 11 estados requieren que el médico realice una ecografía.

El juez de circuito John K. Bush escribió la opinión del Sexto Circuito, afirmando que la ley de Kentucky exigía la divulgación de información relevante para el paciente y, por lo tanto, no violaba la Primera Enmienda. La Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, que rige desde 1791, protege los derechos a la libertad de religión y la libertad de expresión.

“La información transmitida por una imagen de ultrasonido, su descripción y el latido audible del corazón fetal le da al paciente un mayor conocimiento de la vida no nacida dentro de ella”, escribió, y agregó que “esta información que podría persuadir a una mujer a cambiar su mentalidad no anula la Primera Enmienda”.

Mientras las leyes como las de Kentucky requieran que los médicos brinden información que sea “veraz, no engañosa y relevante para su decisión de tener un aborto”, no violarán los derechos de la Primera Enmienda del médico, dijo el juez Bush.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba